Puebla cuenta con una numerosa cantidad de Pueblos Mágicos que se pueden visitar.

 

Una de las grandes ventajas de viajar a este estado de la República Mexicana, es que se encuentra a pocas horas de la Ciudad de México (antes Distrito Federal), y que, además, cuenta con diferentes atracciones que son el blanco de un público muy diverso.

 

Los fanáticos de la comida quedarán maravillados por la cantidad de platillos originales que pueden disfrutarse en Huauchinango; aquellos que son amantes de la naturaleza y quieren volver a estar en contacto con ella, quedarán fascinados con los ríos y cascadas que cuenta, además, de que en algunos de ellos es posible probar suerte con la caña de pescar.

 

Huauchinango es mejor conocido por su vegetación tan profunda que sorprende a cualquiera, y además, por convertirse en un lugar ideal para despegarse de toda la ciudad y el tráfico de diario, y la gran recompensa por este viaje es respirar uno de los aires más puros del país.

 

Información general

 

 

Para disfrutar de un viaje inolvidable, siempre hay que viajar preparado, por eso es indispensable conocer algunas de las características de los lugares que visitemos, y el clima es una parte fundamental de ellas.

 

El clima de Huauchinango, Puebla, es bastante agradable. Podríamos decir que es cálido-templado sin llegar a ser molesto, e incluso, algunos lo describen como un clima tropical debido a que se encuentra rodeado de diferentes especies de árboles.

 

El nombre Huauchinango, por su etimología, quiere decir “En la muralla de los árboles”, así que con eso puedes darte una idea de la especie de clima que te espera.

 

Al ser un destacado Pueblo Mágico, su actividad turística es bastante activa, así que si te encuentras buscando hoteles en Huauchinango, tienes una amplia variedad para elegir, que obviamente, depende de las comodidades que busques, así como lo que tus bolsillos puedan permitirte.

 

A continuación te recomendamos algunos de los mejores hoteles que puedes visitar en Huauchinango, Puebla.

 

 

  • Hotel Yekkan Huauchinango, ubicado en México 130, El Paraíso, 73176 Huauchinango, Pue. Si quieres disfrutar al máximo del ecoturismo, éste es el lugar donde debes hospedarte. Las habitaciones son pequeñas y discretas, y es un punto a tomar en consideración. El costo promedio por habitación es de $566 pesos.
  • Hotel Villa de Cortéz, ubicado en De Mina 3, Centro, 73160 Huauchinango, Pue. Si eres amante de la arquitectura estilo colonial, el hotel te sorprenderá con cada una de las estructuras con las que cuenta. Se encuentra cerca de la Presa de Necaxa y del Río Tlalcoyunga. El costo promedio por habitación es de $742 pesos.
  • Hotel Campestre Daarlu, ubicado en Torre Pemex, Acceso a, Camino a Catalina No. 7, 73171 Huauchinango, Pue. Es uno de los hoteles más económicos de la región, pero no peleados con la comodidad. El personal es muy atento y cuenta con estacionamiento. El costo promedio por habitación es de $397 pesos.
  • Hotel Mesón del Portal, ubicado en Centro, 73160 Huauchinango, Pue. Si quieres caminar tranquilamente por las calles del centro, la ubicación del hotel es la opción perfecta. El costo promedio por habitación es de $650 pesos (sin impuestos, la tarifa puede cambiar a reserva del hotel).

 

 

La gran ventaja que ofrecen estos hoteles es que se encuentran muy cerca de las zonas turísticas más importantes, así que asistir a la Feria de las Flores no será un problema, mucho menos visitar sus distintos lagos y mini cascadas.

 

¿Qué actividades ofrece Huauchinango Pueblo Mágico?

 

 

Como lo hemos mencionado cada que hablamos del bonito estado de Puebla, uno de los atractivos imperdibles son las iglesias. En Huauchinango puedes encontrar los templos del Señor en su Santo Entierro, la Iglesia de la Asunción y la Capilla de la Virgen de Guadalupe (sólo por mencionar algunas).

 

Hay dos cascadas importantes que puedes visitar. La primera es la de Totolapa. Su mayor característica es el agua que desemboca en la misma, pues tiene un color turquesa bastante llamativo, y lo mejor de todo ¡puedes nadar en ella!

 

El otro cuerpo de agua que no te puedes perder es la Cascada de Salto Chico (también conocida como Cascada Xonapa). Aquí tienes la posibilidad de realizar actividades que requieren de un esfuerzo físico mayor, como el senderismo, caminata, rapel y campismo, aunque obviamente, la recompensa viene a la hora de admirar el paisaje. Cuenta con una pequeña caída de 18 metros que te dará material para diferentes fotografías y videos.

 

Por último y no menos importante, la celebración estrella de Huauchinango: La Feria de las Flores. Esta tradición se lleva a cabo desde 1944. Reúne a los mejores floricultores de la región, y además, es una de las celebraciones que se realizan para el Señor del Santo Entierro. Se celebra a finales de febrero y concluye en los inicios de marzo, con nueve días de celebración continua que no te debes perder.

 

¿Cómo puedo llegar a Huauchinango Puebla?

 

 

Llegar toma un poco de tiempo incluso desde la ciudad de Puebla, pero el trayecto vale la pena. A continuación, te describiremos las rutas que debes seguir dependiendo de dónde tomes como punto de partida.

 

  • Desde Puebla, dirígete por la México-Puebla hasta que llegues a Puebla-Tlaxcala. A partir de aquí, tendrás que atravesar por Tlaxcala rumbo a Apizaco; sigue por la 119 y cerca de Tlaxco, tomar la 119D rumbo a Chignahuapan. Muy importante: no entres a Chignahuapan, sólo sigue en la 119D hasta Huauchinango con los señalamientos correspondientes.
  • Desde la Ciudad de México, dirigirte hacia la carretera México-Pachuca, y seguir por la bifurcación por la derecha y seguir los señalamientos correspondientes para llegar a Pirámides, y así podrás incorporarte a la MX-132D. Continúa sobre Tulancingo hasta que puedas incorporarte a MX-130/MX-132D. A partir de aquí, sólo tienes que buscar el acceso a la federal 130 Huauchinango-Tulancingo.

 

 

Recomendaciones finales

   

 

La mejor recomendación para Huauchinango es que lo visites…. Ya, hablando en serio, hay muy pocos puntos que podemos reforzar para hacer de tu visita algo inolvidable.

 

El primero, es que te des la oportunidad para hospedarte en zona céntrica, debido a que algunas de las maravillas se esconden en las calles de este bello Pueblo Mágico, así que contar con hospedaje céntrico te caería súper bien, además de que cuenta con diferentes lugares con variedades de comida para todos los gustos; no debes irte sin probar el café de la región.

 

La mejor época del año para visitarlo, a nuestro parecer, es a finales de febrero y a principios de marzo, esto con el fin de que no te pierdas la famosa tradición de la Fiesta de las Flores, que seguramente se quedará grabada en tu corazón.

 

Lo más seguro es que quieras visitar sus cascadas y nadar en las zonas donde está permitido, así que empaca un traje de baño que te permita estar lo más cómodo posible con ropa encima (tú entiendes), pues facilitará mucho las cosas cuando llegue el momento de nadar; para otras actividades, dependes de tu condición física, así que asegúrate de estar en forma si quieres hacer rapel u otros.

 

Date la oportunidad de pescar en los lugares donde puedes hacerlo, es una experiencia inolvidable que debes probar al menos una vez en tu vida.